1. ¿CÓMO TE INICIASTE EN EL MUNDO DEL CASTING?

En el año 1999 comencé a trabajar  en el departamento de casting  que dirigía LUIS GIMENO con la serie de HOSPITAL CENTRAL. Por tanto, llevo trabajando en el mundo del casting desde los comienzos de una de las series más largas y exitosas de la TV española.

2. ¿CUÁLES FUERON LOS MOTIVOS QUE TE LLEVARON A ORIENTAR TU CARRERA PROFESIONAL COMO DIRECTOR/A DE CASTING?

El amor y la admiración que siento por el mundo de la interpretación y de los actores, actrices, directores/as de cine y tv, guionistas, autores/as de teatro, dramaturgos/as… y, en general, hacia la creación artística relacionada tanto con el lenguaje audiovisual como teatral.

3. ¿CUÁLES SON PARA TI LOS FACTORES MÁS IMPORTANTES A LA HORA DE REALIZAR UN CASTING?

La profesionalidad de los/las intérpretes en todas sus facetas: el manejo de las herramientas del actor/actriz ante la cámara, el control de la tensión, valorar la importancia de lo verosímil , y el buen trabajo con el análisis de texto y de personaje, la capacidad de juego y de vivir el momento presente de la secuencia,  y, en última instancia, la aplicación del sentido común a todos los ámbitos del trabajo actoral. Y, por supuesto, muy importante, no solo el talento artístico, sino también, la capacidad de ser un buen compañero y de saber estar y adaptarse a cada nueva circunstancia que pone delante de ti esta profesión.

4. ¿QUÉ PROYECTOS PROFESIONALES TIENES PARA EL FUTURO (QUE SE PUEDAN CONTAR)?

De momento, estoy inmerso en la dirección de casting para una serie que me gusta mucho. Contamos con directores y directoras y unos guiones estupendos. Por ahora, no puedo decir nada más al respecto.

5. ¿POR QUÉ LOS ALUMNOS DE VERÓNICA MEY ESTUDIO DEBERÍAN REALIZAR LA FORMACIÓN QUE IMPARTES? 

Creo que en VERÓNICA MEY ESTUDIO se crea un ambiente muy propicio a la creación, investigación y experimentación por parte de las actrices y los actores, dentro de una atmósfera cálida que facilita el trabajo desde el placer y el juego. Para mí es muy importante trabajar y formarse siempre desde la parte placentera que tiene la profesión de actriz/actor. En mis cursos yo siempre habl0 de lo que se puede corregir y solucionar para que un trabajo vaya a mejor, pero también destaco, esto me parece muy importante, aquello que se ha hecho bien para mantenerlo como algo que forma parte de la caja de herramientas de la actriz/actor. Creo que esto último muchas veces se olvida en las formaciones, dando especial importancia a lo que se ha hecho mal y trabajando desde ahí. Creo que es imposible crecer si uno no tiene claro lo que ha hecho mal y lo que ha hecho bien. Y, por supuesto, el placer siempre.  

Todos los actores y actrices cuando comenzaron en esta profesión eran grandes viajeros y unos grandes “disfrutones”. No nos olvidemos nunca de ese niño/a que jugaba a ser diferentes personajes y que no necesitaba nada para meterse en un papel. Sólo ese instante fugaz de tiempo presente, que conforme transcurre ya es tiempo pasado y que, a veces, el ojo mágico de una cámara tiene el poder de fijar y convertir en algo eterno.

error: Contenido protegido.